viernes, 19 de agosto de 2011

Capítulo 5. Dibujo.

Pov Logan:

     Enfadado por ver a Cris metida en el coche de ese lobo. Fui corriendo hacia el bosque y me transformé sin preocuparme de que la ropa se rompiera. ¿Por qué me importaba tanto esa chica? Es como todas las demás. De repente uan voz me sacó de mis pensamientos era la voz de Stephen diciéndome que tenía que hacer hoy patrulla. Genial. Stephen es el alfa de la manada y tengo que acatar todas las ordenes que me de, cosa que odio.
     Me dirigí hacia la frontera para vigilar que ningun lobo de la manada enemiga la cruzara y me paré en seco cuando vi a una loba color arena. Zoe. Zoe es la esposa de Stephen y es como una madre para mí, cuando me transformé ella cuidó de mí y le estoy muy agradecido por eso.
-          Hola Zoe. – Le dije telepáticamente.
-          Hola Logan. – Me respondió.
-          ¿Han intentado pasar la frontera?
-          No, pero supongo que lo intentarán otra vez.
-          ¿Qué tal te ha ido hoy en el instituto?
Odio que me pregunten como me va el instituto, por que saben que voy por obligación, para que parezca un adolescente normal, pero no lo soy y no quiero serlo.
-          Como siempre… ya sabes…nada nuevo. – Le respondí.
Aunque mentía. Si había algo nuevo o mejor dicho alguien…
      Estuve cuatro horas haciendo guardia hasta que Stephen me dijo que ya me podía ir a casa. Iba ya por Forks cuando de repente noté un olor que se extendía hasta donde estaba, solo a unos cuantos metros de las casas. Seguí el rastro de ese olor, tan dulce y fresco. Escondí mi cuerpo de lobo todo lo que pude para asomarme y ver que era lo que desprendía semejante olor y ahí estaba ella, tumbada en el césped, con los auriculares puestos y dibujando. Le caía el pelo ondulado sobre la cara y el flequillo caía perfectamente sobre sus ojos, tapándole sus hermosos ojos.      Me giré para irme y entonces… Crack, partí una rama con mi zarpa. Mierda. Vi como ella miraba asustada hacia el bosque. Y yo me fui corriendo, dejándola allí, asustada de mi.
     Llegué a casa en cuatro minutos y me transformé. Cogí la ropa que había dejado de repuesto en un árbol y crucé el jardín y después el pasillo, subí a mi habitación y me tumbé en la cama. Al rato, enchufé mi portátil y miré mis mails, después me conecté en mi correo y vi que tenía una petición para agregar a alguien, la miré y allí estaba el correo de ella. No sabía que hacer, aceptar o no. Entonces decidí que ella no tendría que tener ningún contacto conmigo por que si perdía el control podría acabar herida o incluso muerta. Yo no era bueno para ella y eso lo debía de aceptar, pero entonces Jake tampoco por que si le hiciera algo, lo mato.  ¿Por qué estoy pensado en ella? ¿Si no es nada, ni nadie? ¿Por qué siento que tengo que protegerla?
¡Para ya de pensar en ella! ¡No puedes estar con ella! Abrí la ventana lleno de ira  y me lancé de cabeza sin impórtame que hubieran trece metros, cuando aterricé ya era un lobo y fui corriendo hacia el bosque, donde podía ser yo mismo, donde nadie podía mirarme con lastima por haber perdido a mis padres, donde podía ser solamente yo.
    No se cuanto tiempo estuve corriendo pero ya era entrada la noche cuando acabé en el jardín de ella. Sin importarme que me viera, salí del bosque y cruzé su jardín, donde me envolvió su aroma. Me transformé y me puse unos pantalones que llevaba atados en una pata. La casa no era muy grande, tenía dos pisos, por lo que las habitaciones estarían en el piso superior. Salía luz de una ventana y supe que era de ella por el olor que salía. Me subí a un árbol cercano y me asomé a la ventana. Y allí estaba, profundamente dormida, con un libro sobre su pecho que se elevaba al compás de su respiración. Recorrí con la mirada toda su habitación, había libros, montones de libros la verdad, un escritorio donde estaba un portátil blanco y encima había un blog de dibujo. Abrí sigilosamente la ventana y sin hacer ruido me metí en su habitación. Quería ver lo que había dibujado esta tarde en el jardín, abrí el blog cuidadosamente para no hacer ruido y despertarla. Había muchos dibujos, bosques, lagos, animales, ángeles, sirenas…y entonces es cuando lo ví un lobo negro y al lado de el lobo estaba un chico, un chico que se parecía mucho a mi. Abrumado, dejé el cuaderno justo como estaba y fui hacia la ventana y ahí estaba, en la pared un lobo negro aullando a la luna y al lado la cara de un lobo con los ojos azules como los míos.

6 comentarios:

  1. buaf, me acabo de leer todo del tirón y escribes genial :D

    Me dio mucha pena la despedida de cris con su amiga, las despedidas siempre son dolorosas v.v

    Jake me cae bien hahaha :) y al que has elegido para jake (tyler) me encanta *-*

    los lobos son mis animales favoritos y si, me encantan! asi que me senti identificada con esa parte de la historia en la que lo dibuja y luego en su habitacion con el lobo aullando :)

    Y logan...es misterioso si, pero espero que cris y el se conozcan mejor!

    Espero saber como cris dibujo al lobo y a un chico tan parecio a logan sin conocerlo :3

    en serio, me ha fascinado la historia ♥

    sigue pronto! muchos besos desde http://somethingstriggeredmma.blogspot.com ♥

    ResponderEliminar
  2. Gracias :)
    Los lobos tambien son mis animales favoritos, se nota jajaja y tambien me encanta tyler de teen wolf y derek (baba):))
    Ahora que se que lo lee alguien mas escribire mas a menudo :D
    Ahora me pasare por tu blog :)
    Besos <3

    ResponderEliminar
  3. Escribes genial.
    Te sigo.
    Un beso.
    Pásate por mi blog ;)

    ResponderEliminar
  4. No esta mal, nada mal :) te sigo preciosa :) yo también escribo una historia en mi blog, pasate si quieres y comenta :)
    http://luunanegra.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Vale cuando pueda os leere y os seguire :) Espero que vosotras tambien me sigais :D

    ResponderEliminar
  6. wenasss
    de donde has sacado la imagen de los lobos? >.>

    ResponderEliminar